Home » Testimonios » JULIA ES DE VERDAD

JULIA ES DE VERDAD


fotoprueba2

ADEMAS DE SER ESPOSA, MADRE DE DOS CABROS CHICOS Y DE TRABAJAR, APROVECHA LA FLEXIBILIDAD HORARIA DE LA EDUCACIÓN VESPERTINA PARA ESTUDIAR CONTABILIDAD EN LA ESCUELA DE COMERCIO DE SANTIAGO.

Julia Figueroa es madre y esposa, además trabaja y en su afán de progresar laboralmente también se las arregla para estudiar en horario vespertino. Nuestra amiga todos los días se levanta con el gallo, onda 6 de la madrugada, y viaja en bus desde Talagante a Santiago para llegar a su pega en la Superintendencia de Valores y Seguros, donde trabaja desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

“Me desempeño en el área administrativa de Recursos Humanos, donde veo todo lo referente a licencias médicas, subsidios por cargas familiares, feriados y permisos de los funcionarios”, cuenta Julia. Luego de cumplir con sus labores, camina desde el metro Moneda hasta calle República para asistir a sus clases de Contabilidad en la Escuela de Comercio de Santiago.

“Mi horario de estudio vespertino es de 18.45 a 22.30, lunes, miércoles y viernes, por lo que mis tareas académicas las tengo que realizar mientras almuerzo y en el tiempo que me queda entre mi trabajo y el instituto”, señala.

“Trabajar de día y estudiar de noche, cuando la mayoría de las personas descansa, es una rutina un poco cansadora y con algunos costos familiares y sociales, pero también es la mejor alternativa para estudiar y convertirse en una mujer con futuro”, comenta Julia.

Ella comenzó a estudiar Contabilidad el año pasado y le fue pulento. “Es un área que me gusta mucho, en la que me siento cómoda y me desenvuelvo con facilidad. Además, me ha permitido crecer en los ámbitos académico y laboral”, dice.

- ¿Es muy peludo trabajar y estudiar?

- Sólo es cuestión de organizarse, gestionar los tiempos y de tener el propósito y las ganas de estudiar. Mi primer año de estudio fue una experiencia muy bonita porque no tuve problemas para compatibilizar mis objetivos personales con mi vida familiar. Saqué adelante los dos primeros semestres de la carrera y este año pretendo terminarla de forma exitosa.

- ¿Qué papel cumple tu familia?

- El rol y la ayuda familiar es fundamental, especialmente si además de trabajar estás casada y tienes hijos. Afortunadamente, tengo todo el apoyo de mi marido que también participa y colabora en el cuidado de nuestros dos hijos de 4 y 6 años.

Sin embargo, agrega Julia, la clave para estudiar en horario vespertino “es ser organizada, responsable y aprovechar muy bien los tiempos `muertos’ para prepararse y hacer las tareas. De esa forma cumplo con mi carrera de Contabilidad y en mi casa puedo dedicarles más tiempo a mis hijos y a mi esposo. Eso sí, en época de pruebas y exámenes igual tengo que estudiar de noche y los fines de semana”.

Recuadro :

26 años es la edad promedio de los alumnos vespertinos.

- Revisa las ventajas de la educación vespertina:

La mayoría de los institutos profesionales y centros de formación técnica imparte carreras en horario vespertino y de todas las áreas de conocimiento.

Los conocen la realidad laboral y familiar de sus alumnos y por lo mismo les otorgan ciertas facilidades, sin por eso dejar de ser exigentes.

Debido a que la mayoría de los estudiantes vespertinos trabaja y paga sus estudios, eso los hace personas más responsables y productivas.

Las clases son más cortitas y, ojo, las carreras vespertinas cuestan menos que las diurnas.

Los estudiantes vespertinos también tienen la posibilidad de articular sus estudios desde una especialidad técnica hacia una carrera profesional.

En la Escuela de Comercio de Santiago aproximadamente el 70 por ciento de los alumnos estudia en horario vespertino y sólo el 30% lo hace durante el día.

“Las carreras vespertinas permiten compatibilizar trabajo, estudios y familia”. Si bien puede parecer un poco complejo estudiar de noche, para hacerlo sólo basta tener ganas de y espíritu de superación”. Mi mayor premio será terminar la carrera y demostrarle a mi familia que con esfuerzo todo es posible”. Julia Figueroa, 29 años, alumna de Contabilidad General en Escuela de Comercio santiago.

Hazla bien