El diseño del proyecto institucional está basado en la concepción de Responsabilidad Social de la Cámara de Comercio de Santiago, lo cual se expresa explícitamente en el artículo segundo de sus estatutos: “el objetivo fundamental de la Cámara será promover la racionalización, protección, perfeccionamiento y desarrollo del comercio, de acuerdo con las posibilidades y necesidades del país.

Para lograr esta finalidad, dedicará sus esfuerzos preferentemente a: extender el radio de acción del comercio nacional; fomentar la educación mercantil y la capacitación de los trabajadores del sector; cooperar a uniformar las prácticas comerciales dentro del país, y adaptarlas en lo posible a las del comercio universal; mantener el más alto nivel de corrección y escrupulosidad en las relaciones del comercio con el público y de los comerciantes entre sí; ofrecer el arbitraje o la mediación amigable para la solución de las dificultades que puedan surgir entre sus agentes mercantiles”.

La concepción de Responsabilidad Social Institucional, sus objetivos y la normativa que vela por su adecuada implementación está regulada por el Código de Buenas Prácticas del Comercio, bajo la tutela del Consejo de Ética de la Cámara de Comercio de Santiago. Bajo este marco se guía la RSE de la Escuela de Comercio.