La Escuela de Comercio adscribe al Código de Buenas Prácticas del Comercio, bajo la tutela del Consejo de Ética de la Cámara de Comercio de Santiago.

Bajo este marco se guían el Centro de Formación Técnica e Instituto Profesional en las materias de: prácticas justas de marketing, información objetiva e imparcial y prácticas justas de contratación; protección de la salud y la seguridad de los consumidores; consumo sostenible; servicios de atención al cliente, apoyo y resolución de quejas y controversias; protección y privacidad de los datos de los consumidores; educación y toma de conciencia; y publicidad.

En conformidad al cumplimiento de este código la entrega del servicio educativo, está formada por el Contrato de Prestación de Servicios Educacionales, documento suscrito anualmente, que establece la relación contractual entre el estudiante, su responsable financiero y la institución, indicando los derechos y deberes de las partes.